Feeds RSS

sábado, 30 de mayo de 2009

El norte y el sur

video

En el concentrado espacio de la ciudad de Buenos Aires conviven realidades diametralmente opuestas. La avenida Rivadavia la corta en dos: al norte quedan la elegancia, el consumo y las oportunidades; al sur la lucha diaria, el relegamiento y el desamparo.
Ese fue el tema central del programa de este sábado 30 de mayo. Lo que sigue es un fragmento de una de las célebres Aguafuertes porteñas que Roberto Arlt escribía en el diario El Mundo allá hacia fines de la década del '20 y comienzos de los años '30. Eran los tiempos de la gran crisis mundial y la Argentina, todavía potencia, empezaba a exhibir en las calles de Buenos Aires el declive que vendría.

No, un vagabundo no. La definición exacta sería ésta: un cuerpo que camina lentamente entre las sombras. Un cuerpo que tiene dos ojos que no miran para afuera sino para adentro y una frente rayada de meditaciones. Camina. Entra en los cuerpos de tinieblas que proyectan las alturas de las casas y sale a la claridad de los focos como si estuviera atravesando subterráneos que cortan al sesgo las luces suspendidas.
Eso es, en apariencia, todo (...) Cada hombre llevaría un problema dentro de la noche. Y para poder pensar en él ha tomado la calle; porque la calle da la sensación de distancia, de camino, vaya a saber hacia qué país mejor.

Aguafuertes porteñas - Roberto Arlt

1 comentarios:

Arq. Marcelo Barandiaran dijo...

Hay que pensar en dos Buenos Aires...

Siempre Buenos Aires estuvo partida. Borges lo dice en su famoso cuento Sur. Lo que pasa es que el norte es más pequeño ahora. El norte es más chico y lo que crece es el sur.

(del reportaje a Beatriz Sarlo en Ñ-Revista de cultura esta semana)

Publicar un comentario